Array

Historia

PUENTE QUE UNE EL PASADO Y EL FUTURO

PDF Imprimir E-mail
Escrito por ANIVAL TORRE CAMONES    Lunes, 16 de Julio de 2012 17:57
100 AÑOS CON EL PUEBLO
PUENTE MERCIER
1913-2013
Gracias hermanos franceses
Última actualización el Miércoles, 01 de Enero de 2014 17:05
 

Canto a Ticapampa: Francisco Mariños Reyna

PDF Imprimir E-mail
Escrito por ANIVAL TORRE CAMONES    Sábado, 07 de Julio de 2012 10:14
Quiero cantar a Ticapampa,
Sí, a ti, tierra noble y generosa,
de pretérito glorioso
Y de futuro promisor.
Quiero afinar mi voz
para que en todas las notas
del pentagrama musical,
cante con verdadera unción
a "Nuestra Señora del Pilar";
Patrona Tutelar de esta tierra "millonaria".
Quiero cantar a:
Buenos Aires. de las llanuras frías,
a su escuelita unidocente
donde anida la candorosa
y sonrosada flor de Cantú.
Cáyac, rebelde por ancestro,
de Atanasio lleva su hidalguía
y con toda primacía
Mantiene su unidad.
Cómpina, de mis recuerdos
que en su lucha titánica con el río
año tras año sostienen el cordón umbilical
De la integración física y; espiritual,
Chuyán, el de los "30 Días"
los que "fueron" ya no están,
pide justicia y no le dan,
Algún día...  Saciarán su sed!.
Llullucachi, Ichicwishaca, Pócraq,
Yacucancha y Tomapata,
a Chaupis, de Facundo y de la gran amistad,
con todo el corazón!
Última actualización el Martes, 12 de Febrero de 2013 08:43
 

EL ANIVERSARIO - APUNTES PARA LA HISTORIA DE TICAPAMPA III.

PDF Imprimir E-mail
Escrito por ANIVAL TORRE CAMONES    Martes, 03 de Julio de 2012 08:02

Escribe: Magno Eduardo Ramírez Chávez.

Al cumplirse el 4 de julio el aniversario número noventa y uno de de la promulgación de la ley por la cual se instituyó a Ticapampa como distrito, como no podría ser de otra manera, quiero compartir con mis pocos y atormentados lectores, algunas reflexiones que este recuerdo me provoca.

Es mi deseo abordar, ojalá con solvencia, la etapa formativa de nuestra tierra, su asentamiento, tema que forma parte de la investigación que con bastante lentitud voy abordando como parte de la preocupación de dejar algo escrito para su historia.

He sostenido en artículos anteriores, que fue determinante para la formación del pueblo el descubrimiento del metal, que sirvió igualmente para asignarle el nombre al pequeño poblado que se formó en torno de la minería.  Con los argumentos sostenidos por Ana Arias Torre en su tesis titulada LA TOPONIMIA DE TICAPAMPA, no queda duda que el primer vocablo “tica”, que forma su nombre, proviene del dialecto Huaylas, “TEKA” o   “TECA” que significa adobe, tierra trabajada o  tierra quemada, los terrones que los antiguos incipientes mineros cocinaron y diseminaban por sus alrededores, en su afán de obtener el metal, le dio nombre e identidad, los caminantes aventureros mineros le asignaron el nombre a ese pequeño villorrio, PAMPA DE TIERRA QUEMADA, PAMPA DE ADOBES, TEKA PAMPA.

No por pericia, sino por fortuna de loco lector, he encontrado en mi trajinar el texto titulado EL ORO DEL PERU, GOLD OF ANCIENT PERU, (1), producido en español e inglés, que despeja nuestras dudas y sustenta mi posición respecto del origen, la formación y el nombre de nuestro pueblo.  Explica con amplitud cómo el  antiguo hombre enfrentó y desentrañó ese desconocido proceso para la obtención de una pieza de metal acabado,  Siguiendo tres pasos o procesos bien definidos, la extracción, la transformación en metal y la orfebrería “…  la extracción comprendida por la minería, la metalurgia que se encarga de la transformación del mineral al metal y la orfebrería que ve el aspecto del acabado final de la pieza.” (2).  Define que la minería es en sí el proceso en el cual se extraen metales o minerales nativos de sus yacimiento, explica que las minas en la época precolombina, eran trabajadas por medio socavones  y en esta primera etapa de la minería incipiente e inicial, “ … los socavones eran muy pequeños y solo permitían ingresar a un individuo semiagachado o arrodillado “(3). Tenían limitaciones por la falta de ventilación, los derrumbes y las inundaciones, como se ilustra. (Figura Nº 1).

Como pobladores de una zona eternamente minera, conocemos de este proceso.  En el texto que usamos como fuente, nos explican cómo luego de la extracción se procede al pallaqueo; es decir, al molido de la roca en un batán, para separar lo más aprovechable del mineral, que era transportado a la parte baja de las minas, como ha ocurrido en Ticapampa durante todo el proceso de extracción y transformación del mineral.  “Después las nemas eran transportadas por llamas u hombres hasta los centros de fundición, los cuales se encontraban a no más de 6 kilómetros a la redonda … (4). Aún cuando ningún estudio hace mención a la existencia de las minas de Ticapampa antes del imperio incaico, es preciso indicar que existe evidencia suficiente de que la explotación minera y la necesidad del transporte del mineral estuvieron íntimamente ligados a la formación del pueblo, por eso motivo el paraje cercano a TECAPAMPA, se denomina “recuay”, según dicen por que en la zona los mineros preguntaban a los criadores de llamas y expertos arrieros si tenían llamas para transportar minerales, la provincia lleva el nombre de Recuay (5), eso afianza aún más nuestra tesis de que la formación de los pueblos en esta zona se produjo principalmente por la minería. (Figura Nº 2).

El Proceso de reducción del mineral en metal debe de haber sido lento, es decir hasta que el hombre se dio cuenta que luego de varios procesos de fundición se lograba la separación del metal, luego de lo cual este metal separado de las impurezas era nuevamente fundido, en todo este proceso utilizaron la arcilla como recipiente para la fundición, esta arcilla quemada y dura se fue diseminando por el lugar, formándose grandes depósitos de terrones quemados que no tenían ninguna utilidad, dando así el nombre al área geográfica y el paraje en el que estos aparecían, los mineros y comerciantes decían de este lugar, pampa de tecas, de tierra quemada. “ El orfebre procedía a derretir los lingotes de metal en pequeños crisoles para luego vaciarlo en forma líquida en moldes de piedra, metal o cerámica para producir un objeto en la forma deseada …” (6), como aparece en la Figura 3.

El metal fue trabajado por los antiguos peruanos en la época chavín, en la etapa de la decadencia conocida como procedencia jequetepeque.  Refiriéndose a este período, en el libro Oro del Perú Antiguo se dice textualmente lo siguiente: “ En cuanto al trabajo en metal muchas de las piezas de este período no provienen de contextos arqueológicos, salvo en algunos casos, como las excavaciones de Kuntur Wasi …“  (7).  Es justamente en esta etapa en la que se inicia el desarrollo de las culturas locales como vicus y recuay, en esta etapa el hombre decide quedarse en los parajes que forman parte de lo que es Ticapampa, desarrollando la orfebrería muy incipiente (8), como se ilustra con la Figura 4.

Este es, a mi juicio, un momento determinante para la formación de nuestro pueblo, en esta etapa se fue desarrollando la identidad de la pequeña comunidad de gentes aventureras que empezaron a vivir de la actividad minera, a fuego de ilusión, del sudor y de su sangre, con el oro y la plata de sus entrañas, fundieron más bien nuestra identidad, el amor por la tierra en la que nacieron nuestros abuelos y los abuelos de éstos; por eso, con el cariño y la inocencia del niño que vio la luz de la vida en esa tierra, del adolescente que se nutrió de la vida cotidiana, de su silencio y su paisaje y del ya maduro hombre que mira con añoranza, en la lejanía y en el recuerdo, el mapa de su tierra; quiero rendir tributo en el día de su aniversario como distrito, a la tierra en la que nací, la hermosa tierra de mis padres y mis antepasados, a la que siempre tendré pendiente una deuda.

NOTAS

(1)  El Oro del Perú.  Editor, Roberto Gheller Doig, Primera Reimpresión, enero de 2011.  Para la publicación de algunos fragmentos y las figuras del texto antes citado, con que se ilustra el artículo, el autor ha solicitado permiso especial al tenedor del copyright, Roberto Gheller Doig, quien muy amablemente ha accedido a nuestro pedido.

(2) Obra citada Página 16.

(3) Obra citada Página 19.

(4) Obra citada Página 22.

(5) Algunos estudiosos, como el historiador recuayno Germán Cáceres Robles, han afirmado que el origen del nombre de la actual provincia de Recuay se lo debe a la antigua actividad de los nativos de criar grandes hatos de llamas para transportar el mineral hacia la costa para su comercialización.  El autor de este artículo está en condiciones de probar que el real nombre de recuay no fue originariamente ese, sino que provino de la pregunta RECUA HAY, que en el dialecto Huaylas no es precisamente ese.

(6) Obra citada Página 42.

(7) Página 79.

(8) Para mayor información puede revisarse la colección de Arte y Tesoros del Perú, la parte referida a la Culturas Precolombinas, Chavín Formativo,  Banco de Crédito del Perú, Lima 1981.

Última actualización el Jueves, 05 de Julio de 2012 09:14
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 7 de 10

T&C Ingenieros

Banner